Aurelio Martinez y Youssou N'Dour - Future Beats

Aurelio Martinez y Youssou N’Dour

La cultura del pueblo garífuna irrumpió en la escena internacional cuando el artista y embajador cultural de Belice, Andy Palacio, junto con el músico y productor Ivan Duran (también fundador de la discográfica Stonetree Records) ganaron el premio Womex 2007. Pocos meses después, la triste noticia del fallecimiento imprevisto de Palacio conmocionó a la comunidad musical.
Uno de sus grandes amigos, el joven músico de Honduras Aurelio Martinez, ya muy conocido en su país como músico de Punta Rock, superó su profundo luto por la pérdida de Palacio y se puso a grabar un nuevo disco, junto con el productor Duran, en un pequeño pueblo de pescadores en la costa de Honduras. Seleccionado dentro de la Iniciativa Rolex “Mentor y Discípulo”, fue la estrella africana Youssou N’Dour quien lo escogió como discípulo, y la colaboración entre los dos artistas dio fruto a dos temas del disco. Martinez aprovechó su estancia en Senegal para reconectarse con sus raíces africanas (“pude visitar la isla de Gorée, donde se recluía a los afros esclavos antes de llevarlos para América”) y grabar con la Orquesta Baobab y jóvenes artistas de hip hop conocidos en Dakar. El resultado es un álbum de una rara belleza del digno heredero de Palacio, un álbum titulado Laru Beya, cuya publicación está prevista para finales de febrero de 2011. La cultura garífuna tiene una nueva portavoz.
Para entender la especificidad de la música garífuna, primero hay que conocer la historia fascinante y dramática de este pueblo. Como nos la contó Aurelio Martinez: “Nació en la isla San Vincente de las Antillas menores, una mezcla entre indios arahuacos y negros africanos. Después de grandes luchas en la isla [contra los británicos] los garífunas fueron deportados a mar abierto y instauraron la primera comunidad en Centro América que fue en Honduras. Luego se expandió por la costa hondureña hacía Nicaragua, Belice y Guatemala. El pueblo todavía tiene preservada toda su estructura, su gastronomía, su danza, sus cantos, todavía utiliza su lengua que es lo más fundamental y se canta en garífuna.”
Consciente de su responsabilidad frente a los jóvenes garífunas que todavía “no consiguen superar su pasado porque todavía no tienen iconos garífunas que brillen como un ejemplo para la juventud”, Aurelio Martinezcree que este nuevo álbum puede abrir “una nueva etapa en lo que es la presentación de la cultura garífuna en el mundo entero, […] con muchos elementos que jamás se han visto incorporados en la cultura garífuna”.Ivan Duran va más lejos: “si no fuera por Aurelio, probablemente hoy la cultura parrandera de Centroamérica ya no existiría en la mente de los jóvenes”.
Como nos cuenta Ivan Duran, responsable de la producción del disco, su reto fue lo siguiente: “después de todo el trabajo que hizo Andy Palacio, ¿qué se podía hacer para demostrar al mundo que la cultura garífuna sigue vibrante y es capaz de desarrollarse aún más?” Finalmente ese reto se ha superado con un álbum excepcional y experimental, que supone el encuentro entre la cultura garífuna y la música africana, y también otras influencias caribeñas inéditas en la música garífuna.
Tuvimos la oportunidad hablar con Aurelio Martinez y Ivan Duran sobreLaru Beya que ya suena en la radio online de Radio Gladys Palmera.

Leave a Reply