Babasónicos, entre el rock y el romanticismo

Romantisísmico alarga la racha creativa de los argentinos equilibrando sus diferentes facetas.

babasonicos-romantisismico_futurebeats

 

Al leer por primera vez el título del duodécimo disco de Babasónicos, Romantisísmico, sin haberlo escuchado aún, me sonó como un paso con lógica dentro de la carrera de los argentinos. Viéndoles en directo y escuchando sus discos recientes, parecía que tras la psicodelia moderna de sus comienzos y el rock estilizado de álbumes como Anoche (2005) habían abierto una indisimulada vena romántica. Romántica al estilo Babasónicos, claro, con ironía, mala leche y un punto de sordidez, pero viendo a Adrián Dárgelos sobre un escenario cantando medios tiempos y baladas parecía que aspiraba más a ser un cantante melódico que la singular estrella de rock que es desde hace años.

Sin embargo, pese a su nombre, Romantisísmico se vende desde la nota de prensa como un regreso de Babasónicos al rock, y lo hay, pero atendiendo a la evolución antes comentada también incluye su buena dosis de amores tormentosos, tríos malhadados y una vulnerabilidad que no es nueva y que contrasta con acierto con la chulería habitual de Dárgelos.

En el primer grupo se pueden incluir Uso, Humo o El baile de Odín. En ésta última, hacen acto de presencia las afiladas letras de Dárgelos, un maestro moviéndose entre ambientes caóticos y terrenos sicalípticos: “Salgo de patrulla con mi antorcha por la fiesta/ sigo el hilo luminoso de tu tanga”, canta, cargando las erres para acentuar lo épico de su odisea nocturna.

Entre las romántisísmicas, destaca el dub-reggae Negrita y, sobre todo, la preciosidad acústica de Celofán, que cierra el disco entre reconocimientos de fragilidad (“Quizás me faltó aclarar que hasta ayer fui invencible”) y un estribillo brillante: “Chófer deténgase, que yo me bajo aquí”).

Uno es fan de álbumes como el ya citado Anoche, Infame (2003) o Miami (1999), que se cuentan entre los más guitarreros del grupo, pero creo que al final, en Romantisísmico, las canciones que más poso dejan son las más delicadas. Aunque no suponga un gran cambio en su carrera, este disco refleja a la perfección las diversas caras y estados de ánimo de Babasónicos, el grupo de rock en castellano más sólido de los últimos 20 años.

Darío Manrique

 

Babasónicos Romantisísmico (2013,Sony Music)

Leave a Reply