father-john-misty-letterman-future beats

Josh Tillman tiene solo 31 años pero ya ha publicado siete álbumes bajo su propio nombre sin contar los discos publicados con el grupo de Seattle Fleet Foxes, con el cual pasó cuatro años como baterista y corista antes de lanzarse bajo un nuevo pseudónimo, Father John Misty. Hablando del personaje, el cantautor/guitarrista/baterista dice: “Es todo de mí y nada de mí, si no lo ves no lo entiendes. El nombre es completamente arbitrario pero me gusta. Hace falta un nombre. Nunca pude escoger el mío”. Un ejemplo del carácter irónico y algo provocador del artista, quién sigue explicando: “No quería alter-egos, escapismo, fantasía o sentimentalismo. Me gusta el humor, las travesuras y el sexo. Entonces es un poco travieso escribir sobre sí mismo de manera muy explícita y clara y llamarlo Misty (borroso)”.

La historia cuenta que Tillman, en un momento de profunda depresión en Seattle, cargó su furgoneta de setas alucinógenas, cogió la carretera rumbo sur y volvió a encontrar su voz narrativa escribiendo una novela (el título de uno de los temas del álbum, Writing A Novel). Terminó instalándose en Laurel Canyon (el legendario barrio de Los Ángeles del rock hippie de los 70, la casa de Jim Morrison, Frank Zappa, The Byrds, Joni Mitchell…), y volvió a sonar la música en su mundo interior. El resultado es uno de sus mejores discos, Fear Fun, publicado con la discográfica Bella Union (Sub Pop en Estados Unidos).

Desde el primer tema Fun Times In Babylon es la voz impresionante de Father John, con su tono de aterciopelado y saltos graciosos al falsetto, la que prevalece apoyada por la producción impecable de Jonathan Wilson, ex residente de Laurel Canyon que ahora trabaja desde los estudios de Echo Park (igualmente la casa de AM). Una voz que recuerda los vocales inspirados y emocionalmente cargados de John Grant, con quién comparta discográfica. Las canciones entran por el oído y el corazón con sus arreglos lujosos y luego seducen al intelecto con sus letras poéticas (“Sally Hatchet vive en un agujero en el suelo, mientras más llueve más tiene que luchar” nos cuenta en This is Sally Hatchet que suena en Radio Gladys Palmera). Claramente inspirado por los grandes del género desde The Beatles a Bon Iver, lo curioso es que no hay signo de psicodelia a pesar de supuestamente haber sido compuesto bajo la influencia de… Poca cosa a faltar en un disco sublime que triunfó en su presentación acústica del festival barcelonés Primavera Sound.

Marushka

 

Leave a Reply