Hannah-Cohen - Future Beats

Hay álbumes debut que tienen una magia especial, debido en parte a que es la primera vez que estas canciones, muchas veces compuestas en la intimidad y sin pretensiones de ser escuchadas por otras personas, se exhiben con una cierta timidez e incredulidad que a otra gente le puede interesar. Es la sensación que tengo al escuchar el primer álbum de la joven estadounidense Hannah Cohen, Child Bride, publicado con la discográfica de Londres Bella Union, que tiene unas de las voces más lindas de la escena nu-folk. Un álbum que figura en la lista de los discos más recomendados, los Future Beats 25. Mientras Hannah estaba ensayando en Londres, tuve la oportunidad hablar con ella de su infancia, su afición por los vinilos brasileños y del mundo del barrio neoyorquino: el East Village.

Marushka: Tu padre era músico de jazz, tu infancia estuvo llena de música, ¿como influenció el estilo de música que tocas ahora?

Hanna Cohen: Cuando era niña siempre habían muchos músicos en casa. Aveces me despertaba y encontraba un hombre que no conocía durmiendo en el sofá, y era un amigo de mi padre quen estaba de gira. En casa escuchábamos de todo, y aunque mi disco no es un disco de jazz, está claro que esto fue una influencia para mí a la hora de hacerme un oído musical.

M: Empezaste a componer y a cantar hace pocos años. ¿Cuál fue el impulso para que empieces?

HC: Estaba de vacaciones hace un par de años con mi novio del momento y teníamos muchos amigos músicos. Tenía ganas de hacer parte de este mundo, y empecé a tocar la guitarra y componer melodías, y así fue.

M: El mundo literario tiene un papel importante en tu vida. Tu abuelo fue el poeta y hombre de radio de la BBC Bertie Rodgers. ¿Qué influencia tiene en tu forma de escribir?

HC: Por mala suerte nunca conocí mi abuelo pero era mi ídolo, siempre leíamos sus escritos y escuchábamos sus programas. Creo que me inspiró para ser muy imaginativa. Llevaba sus libros de poesía a la clase en el cole y se los recitaba a mis amigos, y claro, nadie entendía nada porque teníamos solo siete años, pero creo que me inspiró a escribir.

M: El disco está producido por Thomas Bartlett, también productor de los próximos álbumes de Julia Stone y Glen Hansard, una figura central del East Village de Nueva York. ¿Cuál es el ambiente de este mundo?

HC: Thomas tiene muchos amigos y desde hace dos años me ha presentado a muchos de ellos. Todos tocamos y cantamos en los discos de los demás: canto un par de temas en el nuevo disco de Glen Hansard y también en el de Julia Stone. Nos ayudamos y nos apoyamos mucho. Es una red de buenos amigos.

M: ¿Cómo fue la experiencia de llevar canciones tan intimas en el estudio de grabación?

HC: Al principio llevé mis primeras canciones al estudio con Thomas. El hecho de grabar fue una fuente de inspiración para mí, y me puse a componer más temas que no enseñé a nadie más que a él. Este proceso íntimo de hacer el disco nos hizo muy cercanos y muy amigos.

M: En un viaje a Brasil, empezaste a coleccionar vinilos de los 70. ¿Cuál es la joya de tu colección?

HC: ¡Eso es como pedir a una madre escoger sólo un niño! Hay tantos discos que me encantan. Por ejemplo Joia de Caetano Veloso, un disco increíble. Me gustan mucho también discos menos conocidos que encuentro gracias a mis amigos, ¡pero es imposible decírtelos todos!

M: ¿Cuáles son los últimos discos que ha comprado?

HC: El último disco brasileño fue Cantar de Gal Costa, pero ahora es muy difícil encontrar vinilos en Brasil y cuestan mucho dinero. El disco que estoy escuchando ahora es un álbum que me regaló Simon Raymonde de mi discográfica Bella Union. Es el álbum de Father John Misty, el antiguo baterista de Fleet Foxes, y me encanta. Lo escucho todo el tiempo.

M: Como te gustan los vinilos, imagino que también te importa la calidad del sonido, sabiendo que hoy en día hay más y más gente que le da importancia a la calidad de los discos que compran…

HC: ¡Completamente! Cuando envié mis primeras canciones a mis amigos para que las escuchen, les pedía por favor, escucharlas con buenos altavoces si posible. Tengo la suerte de haber pasado los últimos seis años en estudios de grabación y mi oído ha cambiado. Cuando pienso que la mayoría de la gente escucha música en su ordenador, me desmoraliza, pero si es la única manera que tienen para escucharla, ¡es lo que hay!

M: Estás con la discográfica Bella Union que tiene algunas de las mejores voces de la escena nu-folk: John Grant, Laura Veirs, Jonathan Wilson,Midlake… ¿es importante estar con esta discográfica?

HC: Soy bastante novata en este mundo, y bastante lo-fi, pero mi manager me dio una mano y me contó lo de Simon Raymonde (fundador de Bella Union), y como era uno de los Cocteau Twins. Como era muy aficionada a este grupo me encantó la idea de trabajar con él.

Dejamos a Hannah Cohen con la invitación de venir a visitarnos en los estudios de Radio Gladys Palmera para grabar una sesión acústica y esperamos verla pronto.

Marushka

Leave a Reply