John Grant - Future Beats

Uno de los álbumes más notables del año 2010 fue el primer álbum en solitario del cantante y pianista americano, John Grant. Su Queen of Denmark sonó en el canal Online Radio deGladysPalmera durante muchos meses, llenándonos con su poderosa voz barítono y sus letras personales y sinceras como un desembarco catártico. La alta sensibilidad de su autor era una evidencia, pero fue solo en contemplarlo en el contexto de un concierto en la sala Nouveau Casino de París que empecé a intuir toda la complejidad de John Grant.

Dieciocho meses después del principio de la gira Queen of Denmark, tuvimos la oportunidad de conocerlo en Barcelona. Se sabía que era lingüista, que antes de ser músico había trabajado como traductor de alemán. Pero lo que no se sabía era su impresionante talento de polígloto – habla alemán, ruso, italiano, español y seguramente otros idiomas que no tuvimos tiempo comentar-. Una habilidad para pillar acentos y la falta de vergüenza necesaria para ponerla en práctica, apoyada por una cultura general extensa hace de John Grant un gran comunicador. Comprendía que la entrevista iba a ser memorable.

Las canciones de este debut álbum son todas muy personales. Algunas se escribieron cuando él estaba enamorado pero otras hablan de episodios dolorosos de su vida. Pasar dieciocho meses cantando estas canciones tiene mucho de proceso catártico. “Representa un dilema”, nos cuenta, “si el hecho de sacar todo a la luz ayuda o nos hace daño”. Pero al final y al cabo, “me siento bien, siento que estoy avanzando” dice, “y voy a dejar atrás la rabia vinculada a mi infancia”.

Una infancia que transcurrió en un pueblo conservador y religioso de Denver, donde su homosexualidad era vista como “una perversión”.  “Me sentí rechazado por la religión. Aunque siempre creía en Dios, me da miedo. Confiaba en las personas que me cuidaban, pero luego me trataban de maricón. Me resulta difícil hacer confianza a la gente” cuenta. “Hay tantas preguntas que la ciencia no puede contestar. ¿Podemos tener fe en algo? Pienso mucho en el universo, en el concepto de la nada. Lo que está claro es que necesitamos ayuda para llegar adonde vamos. No somos islas aisladas.”

Me recuerda su concierto en París y el público que se había acudido escucharlo, la mayoría era gay. Ser un icono gay “me gusta, sobre todo cuando los hombres son guapos. ¡Me encantan los barbudos!” nos confía. La experiencia del directo es algo que sigue desarrollando. “Es una relación increíble, muy personal, muy frágil y tierna.” Una oportunidad no solo para demostrar su talento musical sino también su sentido de humor irónico, fino y muchas veces predispuesto a burlarse de sí mismo.

Queen of Denmark se grabó gracias al apoyo de la banda de Texas,Midlake. Animaron a Grant a lanzarse cuando estaba a punto de abandonar la música. “Son como mi familia, como hermanos. Los echo de menos y no se puede negar lo que hicieron por mí. Van a participar en mi próximo álbum, que voy a grabar en Dallas, con un nuevo productor, así que va a ser diferente” nos reveló. “Va a ser más oscuro que Queen of Denmark pero probablemente más humorístico. No voy a hacer un álbum loco y experimental así que me reconocerán. Escribí las canciones después de separarme así que hay muchas preguntas del tipo ¿Por qué seguimos enfadados cuando se acaba el amor?”

Una pregunta más sin respuesta. Preguntas sin repuestas que animan este hombre sensible, frágil, cultivado, encantador y altamente artístico a seguir buscando, y expresándose a través de la música.

Marushka


Leave a Reply