El israelí tiene una voz única, casi femenina. A través de ella juega con referencias de ayer y hoy, del soul al trip-hop o la canción de autor, en su interesante debut en solitario.

 

asaf_avidan_different_pulses_future_beats

Antes de seguir leyendo, por favor dale al play en el vídeo que aparece en la parte inferior de esta página y mira la foto del muchacho con cresta, que es Asaf Avidan. ¿Ya? Sí, efectivamente, parece mentira que de ese maromo salga una voz tan fantasmagórica y, sobre todo, femenina como la que canta Different Pulses, el single que da título a su primer álbum en solitario, cuarto si contamos los que grabó entre 2008 y 2010 como Asaf Avidan & the Mojos. Incidiendo en la excentricidad -voluntaria o no- que recorre su carrera, hay que recordar que Reckoning Song, un tema de 2008, fue retrabajada el año pasado por el DJ alemán Wankelmut y la remezcla resultante fue número 1 en países como Austria, Italian, Holanda, Alemania o Bélgica.

Natural de Jerusalén y con 33 años recién cumplidos, Avidan es una de esas rarezas con las que tanto disfrutamos en Radio Gladys Palmera. Su voz le sitúa en la senda de cantautores modernos excéntricos tipo Joanna Newsom, aunque con menos pose mística y más soul en la garganta, como en canciones como Love It or Leave It o Cyclamen, que le acercan a una Amy Winehouse no tan ortodoxa.

Pero tal vez la esencia del israelí -o la faceta que más le gusta al que esto escribe- está en la segunda mitad del álbum, en baladas como Thumbtacks in my Marrow o -gran título- Conspiratory Visions of Gomorrah, enmarcada por unas trompetas latinas y coros de spaghetti-western sobre una base electrónica.

asaf_avidan_future_beats

The Disciple, por su parte, evoca el onírico ambiente de los primeros Portishead, y Avidan canta con el dulce abandono de una Beth Gibbons. Pero la canción de mayor intensidad, Is This It, trae anudados referentes más antiguos. Concretamente, al Suzanne de Leonard Cohen, pero cantado por Janis Joplin, como si el canadiense le hubiera regalado a la texana una canción después de su encuentro sexual en el Chelsea Hotel.

También como Cohen, Avidan tira de referencias bíblicas en sus letras: Lot y la Gomorra de Conspiratory…, Abraham e Isaac en Is This It, el ángel y el discípulo de The Disciple… En esta última Avidan también sitúa las coordenadas geográficas en las que vive, con un enigmático verso: “Todo lo que han visto estos ojos, esta vez se han pasado de la raya, creo que empaquetaré mis mierdas y cruzaré a Palestina”.

Tras disfrutar de Different Pulses, estaría bien ver a Asaf Avidan en directo. Que yo sepa, aún no ha pisado España (en Francia, por ejemplo, hace giras bastante extensas). A ver si se anima: verle cantar de cerca debe de ser magnético.

Asaf Avidan Different Pulses (Telmavar Records, 2013)

Darío Manrique

1 Comentarios

  1. Inma June 4, 2013 at 5:31 pm · Contestar

    Muy buena nota! Me encanta! Hoy está de concierto en Vienna, a ver si sorprende, lo creo. Saludos.

Leave a Reply