loader
  •  

    Saul Williams - Future Beats

    La primera vez que vi Saul Williams fue en la película de Mark Levin, Slam. Sólo con su mirada animal se comía la pantalla. Pero cuando empezó a slamear – el arte urbano de improvisar poesía – me puso la piel de gallina. Todo el mundo se concordaba – había nacido una estrella. Ganador del prestigioso premio del Nuyorican Poets Café de Nueva York en 1996, este hijo de un cura y una profesora no perdió tiempo antes de ponerse a la música. Mientras que lo más lógico hubiera sido que tome el camino del hip hop, se inclinaba mucho más hacia el rock, y la gira del álbumAmethyst Rock Star publicado en 2001 lo presentaba acompañado de una banda con instrumentos a cuerda y platos en el escenario. Culto, experimental, intelectual e inspirado, Williams es un icono del movimiento Afro Punk, comparable a la escena hip hop de los años 70 y 80. Radical y atrevido, busca a llevar el underground dentro de lo mainstream, escogiendo la casa de edición de MTV Books para publicar sus escritos y la discográfica mayor Sony-BMG para sus discos.

    Y vuelve con su quinto álbum Volcanic Sunlight, que suena en el canalOnline Radio de Radio Gladys Palmera. Pop punk electro sudando sexualidad y ritmos que viste sus letras dignas del gran escritor que es, como un traje de dandy. A veces surge un perfume de Mick Jagger en sus entonaciones, como en el muy Stonesesco Give It Up. Tonos de los ochenta colorean los temas con arreglos electro, navegando del punk al pop (Triumph) pasando por disco (Dance) o hip hop (Volcanic Sunlight). Un disco contemporáneo orgulloso de sus referencias desde las cuales abre nuevas vías sonoras. Como dice Williams: “Si no me abría a las posibilidades de lo desconocido, estaría perdido”.

    Marushka

     

  • Anoushka Shankar - Future Beats

     

    Anoushka Shankar es una mujer que impresiona. Impresiona por su belleza física, e impresiona por su talento virtuoso en el sitar, el instrumento tradicional indio de cuerdas. Un talento que heredó de su padre, el legendario Ravi Shankar, uno de los máximos representantes de la cultura india en el escenario internacional gracias, entre otras cosas, a sus colaboraciones conYehudi Menuhin y George Harrison.

    Anoushka también heredó una inclinación por las colaboraciones que atraviesan los géneros musicales, como demuestran grabaciones anteriores como el destacado Breathing Under Water. En este disco se junta con los beats electrónicos de Karsh Kale, y aprovecha para invitar a participar no sólo a su padre sino también a su media-hermana Norah Jones.

    Con Traveller Anoushka Shankar se aventura en el mundo flamenco y da voz al patrimonio compartido entre la cultura gitana e india. Nada nuevo, me dicen. Es cierto, pero el hecho que sea el sitar el instrumento que representa la voz de India es algo inédito. Acompañada por el guitarrista y productor Javier Limón (Buika, Bebo y Cigala y otros), Shankar explora las raíces de las dos culturas con brillo e invención. Su virtuosismo en el sitar se pone de prueba en temas inspirados como la maravillosa Bulería con Ricardo, un encuentro resplandeciente entre el sitar y el piano flamenco  compuesto por el pianista Pedro Ricardo Miño (que suena enGladysPalmera.com), o en Si No Puedo Verla en el cual Duquendedemuestra todo su arte. Un disco elegante y conmovedor donde el arte y la creatividad de Anoushka Shankar florecen.

    Marushka

     

  • Bembeya Jazz - Future Beats

    Bembeya Jazz

    Siempre he considerado a las músicas del mundo como la máxima celebración de una expresión musical fruto del intercambio humano, resultado de los movimientos de gente. Pero en nuestra época de viajes virtuales, es muy complicado descifrar las combinaciones infinitas de influencias culturales que nos llegan de todas partes. Y sin embargo hubo un tiempo en que los nuevos ritmos aparecían en barcos de proveniencia conocida. Barcos como los que llevaban marineros cubanos a África, cargados de 78 rpm de son, guaguancó y guajira durante la primera mitad del siglo XX. La escena musical efervescente que nació de este encuentro (o re-encuentro) entre los ritmos latinos y los músicos africanos, ha inspirado una nueva serie de magníficos recopilatorios: los Afro Latin Vía, una coproducción entre RFI, Discograph y Syllart Production.

    “Para definir los intercambios culturales y espirituales entre Salvador de Bahía y la costa de Benín, el gran etnólogo y fotógrafo francés Pierre Verger hablaba de “flux et reflux” (el flujo y reflujo). Esta expresión se aplica fácilmente a los movimientos musicales en vigor entre el litoral atlántico de las Américas Negras y el África atlántica”, nos cuenta el periodista francés Florent Mazzoleni en los libritos que acompañan los cuatros doble CD’s de la serie. Cuatro discos que nos revelan la riqueza de la escena afro latina en Cotonou, Kinshasa, Dakar y Conakry desde el final de los años cuarenta, cuando sonaba la música cubana en todas las ciudades portuarias del litoral africano.

    Y Mazzoleni, periodista vinculado en Bordeaux y autor de obras sobre el Motown o el Afro Pop, comparte sus amplios conocimientos de las particularidades de la historia de cada uno de los cuatro países y sus relaciones especiales con Cuba en unos libritos tan llamativos como informativos. En Vía Dakar descubrimos las fundas de LP’s del famoso Star Band de Dakar y aprendimos los orígenes del gran cantante Amara Touré. En Vía Kinshasha no podía faltar el legendario Franco y el OK Jazz, pero también figuran Docteur Nico, Tabuley o un muy joven Manu Dibango.Vía Cotonou nos cuenta la historia de la banda Poly-Rythmo o los As du Bénin, sin olvidar al gran cantante Pierre Avohou, figura emblemática de la música moderna beninesa. Y en Vía Conakry nos recuerda como la decisión del presidente Sekou Touré de abolir todas las orquestras con un repertorio occidental, favoreció las bandas locales que durante los años 60 recibieron la influencia de los sonidos cubanos. Bandas muy conocidas como Bembeya Jazz y Kebendo Jazz, pero también otras como Horoya Band y Orchestre Paillote que se puede escuchar tocando ritmos africanos con metales latinos y guitarras desenfrenadas.

    Después de la serie de las African Pearls, la productora de Ibrahim Syllartjunto con la radio nacional francesa RFI y la discográfica Discograph vuelve con cuatro discos, joyas imprescindibles para todo aficionado de la música afro latina: la serie Afro Latin Vía.

    Marushka

  • Justin Adams Juldeh Camara - Future Beats

    Justin Adams & Juldeh Camara

    A veces me preguntan el porqué de la excentricidad y la creatividad desenfrenada de quienes viven en las islas británicas. Seguramente tiene que ver con el clima. Pero no es sólo eso. Si puede haber una parte positiva en el legado de los impulsos colonialistas de lo que se llamaba el British Empire, sin duda el carácter multicultural de la población encabeza la lista, por lo menos desde mi punto de vista. Un multiculturalismo de varias generaciones, que permite saltar los preliminares y fomentar esta creatividad sin límites y sin complejos.

    Un magnífico ejemplo viene de mano de JuJu (el nombre dado al dúo formado por Justin Adams y Juldeh Camara). Su último y tercer álbum In Trance, publicado por el sello de Peter Gabriel, Real World, rompe esquemas de todos tipos. Al nivel puramente numérico, cuenta con sólo siete temas, muchos de ellos sobrepasando los 6 minutos de duración. Un formato poco habitual y alegremente anti-comercial que da a entender que la música tiene escasa preocupación y expectativa por determinadas formulas. El disco abre con Nightwalk (que suena en el canal Online Radio de GladysPalmera.com), un tema que representa perfectamente el encuentro entre la guitarra rock de Adams y el violín uni-cuerda o ritti de Camara. Mientras el riff de la guitarra a lo Led Zeppelin de Adams proporciona la base musical, Juldeh Camara se inspira en su ritti y sus vocales, trayendo las tradiciones orales del pueblo Fula de Gambia a la modernidad del Siglo XXI. Una práctica nada nueva para este griot africano quién vive en Birmingham, ya conocido por su trabajo con el grupo The Blind Boys of Alabama. La trayectoria de Justin Adams lo ha llevado igualmente a experimentar con combinaciones inéditas de sonidos, participando en proyectos con el grupo tuareg Tinariwen y la Strange Sensations Band de Robert Plant.

    In Trance sigue con Waide Nayde que recuerda los blues del desierto, antes de dar pleno sentido al título del disco con el tema de casi quince minutosDjanfa Moja, un precioso vehículo para la maestría de los dos músicos y verdadero viaje sonoro. Impresionante, sobre todo cuando se sabe que el disco se grabó de un tirón en el contexto mimado de los estudios de Real World, acompañados por Dave Smith en la batería y percusión (quién estará igualmente en el Womex 2011 en Copenhague) y Billy Fuller al bajo. Y un ejemplo maravilloso de la creatividad excéntrica, abarcativa y sin límites de la música made in the UK.

    Marushka

     

  •  

    Starwax - Future Beats

    Star Wax Magazine

    La revista francesa Star Wax Magazine, una referencia en el mundo de los DJs, beat makers y aficionados de los platos y vinilos, ha dejado los confines de su amplia distribución gratuita a través del territorio nacional para conquistar Europa. O por lo menos, cinco capitales europeos: Londres, Berlín, Madrid, Barcelona y Ámsterdam. Publicado en inglés, la distribución española del número 20 ha estado encargada aMondosonoro. En Barcelona se puede encontrar en diversos barrios desde los céntricos Raval o Barrio Gótico hasta el Poblenou o Gracia, sobre todo en tiendas de discos y bares musicales.

    GladysPalmera.com se ha asociado con la revista Star Wax para la publicación de un artículo sobre el DJ mejor conocido de la rumba catalana y locutor del programa Achilifunk, Txarly Brown.

    Más informaciones:

    http://www.starwaxmag.com/

    http://fr-fr.facebook.com/pages/Star-Wax-Magazine-France/136310303378

  • Rafael Saddiq - Future Beats

    Raphael Saadiq

    Podría llegar a perdonarse el pensar que Raphael Saadiq acaba de irrumpir en la escena nu-soul americana. Saadiq disfruta de una de esas caras que no revela índices de su edad y tiene la energía entusiasta de un novato. Pero no podría estar más lejos de la verdad. Stone Rollin’ es el cuarto álbum de estudio de este artista y productor nacido en California hace ya 45 años, quién empezó tocando el bajo a los nueve años, cantando a los doce, y a los dieciocho ya iba de gira con Sheila E y Prince. El disco anterior, The Way I See It, contó con la participación de Stevie Wonder yJay-Z y fue nominado tres veces a los Grammy. Toda una carrera para una de las voces más exitosas del denominado renacimiento soul.

    Revelado como miembro del trío nu-soul Tony! Toni! Toné!, conoce los arreglos y armonías del R’nB vintage a la perfección. Y de su trabajo como productor de artistas tales como John Legend, D’Angelo, TLC o Mary J. Blige, y de haber tenido escarceos con el colectivo The Ummah al lado de figuras de la escena hip hop como Q-Tip o J Dilla; dispone de las llaves de la música negra en toda su rica diversidad. Semejantes conocimientos los ha puesto al servicio de esta obra que abre con Heart Attack y Go To Hell, con reminiscencias de los principios del gran Bobby Womack. Pero no se limita a recrear el ambiente de la época de oro del soul americano. Day Dreams juega con una buena dosis de urban blues, y Movin’ Down The Linedemuestra su talento de productor con arreglos finos de metales apoyando su sólida composición. El trío de canciones que cierra el álbum incluye el mágico The Answer que se aventura en territorios de jazz funk y que suena en el canal Online Radio de GladysPalmera.com.

    Marushka

     

  • Hollie Cook - Future Beats

    Hollie Cook

    Escuchar la entrevista en inglés:

    Según la joven cantante inglesa Hollie Cook, quien acaba de publicar su debut álbum homónimo como solista con el sello de Londres Mr Bongo, ser criada por el baterista de los Sex Pistols, Paul Cook y la exuberante nutricionista de rockeros y antigua vocalista de Culture Club, Jeni Cook, no tiene nada de excepcional. Es cierto que “podían seguir saliendo a sus fiestas y conciertos y yo los acompañaba”, siendo hija única. Un ambiente en lo cual nacieron unas ganas de ser actriz, que luego se convirtieron en un deseo de cantar.

    La vieja historia de amor entre el punk y la cultura jamaicana que empezó en el barrio londinense de Brixton en los años 70, con los grupos The Clash y The Sex Pistols compartiendo escenario con los DJs locales de dub y reggae, encuentra su expresión contemporánea en el sonido tropical pop de Hollie Cook. Lógico cuando se sabe que antes de lanzarse como solista, formaba parte del grupo femenino new wave The Slits.

    El álbum Hollie Cook fue “un accidente feliz”, fruto de sus colaboraciones anteriores con el productor y músico inglés Prince Fatty, un tipo “cómico” con una “gran personalidad que se puede deducir de sus discos (el último de Princy Fatty meets The Mutant HiFi, Return of Gringo!, suena en el canal Online Rradio de GladysPalmera). Otro invitado de marca es el baterista reggae Horseman, quien presta no sólo su sentido rítmico al proyecto pero también sus cuerdas vocales. “No tenía previsto tener otro vocalista pero funcionó muy bien con Horseman” nos contó al teléfono durante su gira británica con el proyecto de Prince Fatty. “Trae algo más duro, para contrastar con la dulzura de mi voz. Dice que juntos formamos un sweet ‘n’ irie.”

    Respaldando esta primera obra se encuentra el sello puntero de Londres,Mr Bongo. En estos tiempos de programas Garage Band y el internet, la pregunta se impone: ¿sirve realmente un sello? Para la joven artista, no hay ninguna duda. “No hubiera podido hacer todo lo que he hecho sin Mr Bongo. Es cierto que ahora se puede hacer muchas cosas por si mismo, pero un sello te permite montar cosas que serían complicadas de otra manera. ¡Y me tratan con muchísima gentileza! Estoy en un buen momento.”

    Hollie Cook espera presentar su álbum en vivo en Europa dentro de poco. Mientras tanto, suena en Radio GladysPalmera.

    Marushka

  •  

    Fatoumata Diawara Fatou _ Future Beats

    Fatou de Fatoumata Diawara

    El “hype”, o sea bombo publicitario, puede crear un mito o acabar con un brote de artista antes de su floración. En el caso de Fatoumata Diawara, todo lo que se anunciaba desde su llegada al prestigioso sello inglés World Circuit se acaba de confirmar con la publicación de su primer álbum, Fatou.

    En mayo de este año salió Kanou, un EP de cuatro temas que funcionó para llamar la atención del medio de las músicas del mundo hacia esta joven artista marfileña quién debuta como músico, pero luce una larga y exitosa carrera como actriz. Y también para despertar las ganas de escuchar más. Finalmente tenemos el álbum entre las manos, y no tardamos en incorporarlo en la lista de los Future Beats 25, donde suena el tema rítmico Bissa. El álbum abre con el tema del nombre del EP, como un suave masaje de los sentidos, la voz cristalina de la joven cantante acariciando el oído, acompañada por el balanceo de la guitarra y la percusión. La obra sigue con exploraciones sonoras en tonos de blues y folk, mientras los invitados de lujo como el baterista afro-jazz par excellence Tony Allen y el maestro de la kora Toumani Diabaté prestan su arte a las composiciones de Fatou con sutileza y humildad. Protégée de la gran Oumou Sangare, el talento de Fatoumata Diawara no se reduce a su voz y sus melodías. También sabe poner su música al servicio de buenas causas, como en Boloko, donde llama al final de la circuncisión femenina. Con este debut álbum celebramos la coronación de una reina de la música africana.

    Marushka.

     

     

  • Maia Vidal + Marushka - Future Beats

    Maia Vidal + Marushka

     

    Aprovechando su fichaje en el BAM donde tocará este sábado 24 de septiembre en la Plaça del Rei de Barcelona, invitamos a la joven cantautora a los estudios de la radio para una entrevista y una sesión live acústica.

     

    La escudería del sello belga Crammed Discs nos trae una nueva voz llena de frescura, composiciones enganchadoras y arreglos llamativos. Se llamaMaia Vidal y su debut álbum como tal (ya había publicado un EP comoYour Kid Sister, Poison, hecho de versiones insólitas del grupo punk-rockRancid) tiene un nombre curioso: God Is My Bike.

    A pesar de su juventud, Maïa ya conoce las dos orillas del Atlántico y más allá. Nació en el estado de Nueva York de padre francés y madre americana y fue a estudiar a Montreal. Pero el clima y la peli de Cédric KlapischL’Auberge Espagnol la incitaron a buscarse un hueco en la ciudad condal y aquí lleva ya tres años. “Muy rápidamente me encontré en una gran familia musical, muy inspiradora y solidaria. En seguida me sentí como en casa”. Fue igualmente en Barcelona donde decidió grabar su disco. Su experiencia anterior en grabaciones se reducía al programa Garage Band, con mantas colgadas en su salón como insonorización. Así que “la idea de grabar el disco en la ciudad donde vivo me resultaba muy atractiva”.

    Creció en un ambiente artístico (una invitación de parte de Marc Ribot, nada menos, hizo posible que su padre fuera a la Gran Manzana y allí conociera a su madre) y disfrutó de una formación clásica en el violín, “un instrumento complicado, después de lo cual todo parece muy fácil”. Pero es con el acordeón que compone sus canciones. “Hay algo contra-intuitivo del acordeón. Ni veo los botones, ¡y a veces encuentro progresiones de acordes nuevos e interesantes porque mi dedo atropella un botón por accidente!”.

    Marc Ribot colaboró en el álbum, dejando su huella incomparable en dos canciones que grabó en solo tres horas. “En una de las canciones, no tenía ni idea de lo que necesitaba. Le dije que se volviera loco, y me mandó una orquestación increíble, tocó el banjo, el mandolín, no sé cuantas guitarras, acústicas y eléctricas… demostró todo lo versátil que es como artista”.Maia Vidal toca en el festival BAM de Barcelona este sábado 24 de septiembre, en la mítica Plaça del Rei. Un concierto que le da algo de nervios, pues toca con un cuarteto, un formato algo inhabitual. Pero reconoce que a pesar de los nervios antes y el sudor después, lo que siente arriba del escenario y la onda que se monta es lo máximo para ella.

    Después de nuestra charla, Maia Vidal, acompañada por Simon, nos interpretó dos temas en una sesión acústica que da una idea de lo que prepara para su actuación en el BAM. Aquí está cantando The Alphabet of My Phobias de su primer álbum.

     

    Marushka.

     

  • Megafaun - Future Beats

    Megafaun

    El trío de la Carolina del Norte bajó de sus caballos y fue a grabar su tercer y homónimo álbum en el estudio del antiguo miembro del grupo Justin Vernon (del grupo Bon Iver). Un viaje impresionante a través de las bellísimas armonías de la música estadounidense que hicieron su fama, hacía una nueva dimensión de experimentación sónica sorprendente.

    Después del aclamado Gather, Form & Fly, el grafismo y el título (el nombre del grupo) de esta nueva entrega dan una impresión de sencillez, casi de contención. No podría ser menos en verdad. Claro que volvemos a disfrutar de los vocales hipnotizantes de estos guerreros del folk, los dos hermanos Cook y Joe Westerlund. Pero mientras que en su obra anterior la parte electrónica estaba menos presente, más reservada para sus actuaciones en directo, aquí suena desde el primer tema Real Slow, un homenaje a las raíces de la banda.

    Los catorce temas del disco son prueba de la gran diversidad de influencias del grupo. Desde las guitarras rock en Get Right, los metales de las fanfarrias en Isadora o la melancolía delta blues de Scorned, hasta la experimentación sonora desenfrenada de Serene Return y las grabaciones de la naturaleza en These Words, el disco demuestra una gran madurez y sutileza en sus composiciones y arreglos. Por supuesto no han dejado de lado su predilección por el soft rock del estilo The Band, en Second Friend(que suena en Radio Gladys Palmera) o Resurrection.

    Además, no han perdido nada de su sentido de humor, algo expuesto en primer plano en el tema escondido al final del álbum. Ese tema nos recuerda la afición de la banda por el escenario, sus conciertos inolvidables vividos como misas celebrando el talento de estos músicos, sus raíces eternas y sus visiones sin tiempo ni lugar. Mientras esperamos con impaciencia su regreso en Europa, este disco y sus profundas complejidades nos llevará por un viaje sin límites.

    Marushka