Future Beats elaboró una edición especial del programa para descubrir la historia y las personas detrás del sello de Brighton, Tru Thoughts. Hablamos con el fundador y A&R, Rob Luis, mientras que algunos de sus artistas – Belleruche, Hidden Orchestra, The Bamboos, Nostalgia 77 y Wrongtom – nos contaron lo que piensan de esta discográfica fuera de lo común.

Tru_Thoughts_Logo_Future_Beats

 

Cuéntanos Rob, ¿cuándo, dónde y porqué decidiste montar una discográfica?

Siempre he sido un melómano, empecé a pinchar cuando tenía 16 años. Vine a Brighton para ir a la universidad. Cuando me licencié, quería hacer algo un poco diferente pero vinculado con la música. Conocía a varios músicos y además, desde un punto de vista muy egoísta, como DJ quería publicar música que pudiera pinchar en mis fiestas. Pero sobretodo conocía a músicos de los que estaba seguro que podían grabar buenos discos. Así empezó todo.

¿Quién fue tu primer artista y cómo le convenciste para firmar con Tru Thoughts?

Había observado cómo funcionaban otras discográficas y tenía la idea clara de planificar el primer año con varias publicaciones para mantener un perfil alto. Necesité un año de preparación antes de la primera publicación en septiembre de 1999. Pasé ese año buscando música, hablando con la gente de Brighton con la idea de publicar un recopilatorio y después publicar varios singles del álbum para mantener la discográfica visible.

A todos los artistas les decía que estaba buscando alguien para grabar un álbum, y justo antes de publicar el recopilatorio un amigo que tiene un tema en aquel disco, Quiet Storm, me habló de alguien llamado Simon (Bonobo). Tenía mucho talento, había enviado sus demos a varias discográficas sin resultado y le dije que me pasara su contacto. ¡Creo que lo que recibí era un cassette! Era una demo con 4 temas, y pusimos uno de ellos en el recopilatorio. Bonobo fue, por tanto,  el primer fichaje como artista y su primer álbum se publicó en el verano de 2000. Creo que fuimos muy afortunados, no creo que haya muchas discográficas que logran capturar el instante de esa forma, el disco de Bonobo captó a la gente de forma natural y no tuvimos que hacer mucha promo ni buscar el apoyo de las radios, funcionó más por el boca a boca.

Quantic_Future_Beats

Todos los artistas de Tru Thoughts son especiales. Hablemos de Will Holland (Quantic), uno de los artistas más prolíficos que hemos conocido. Cómo lo conociste y cómo se unió al sello?

Otro de nuestros artistas, Natural Self, trajo un día a Will a la oficina. Will estaba en aquella época enviando demos a varias personas. Me pasó lo que era realmente el álbum 5th Exotic en un CD demo. Cuando empecé el sello mi sueño era encontrar a alguien como Will Holland. Habíamos encontrado a Bonobo, pero Quantic estaba más vinculado a la escena de los clubes y como DJ tenía todo lo que estaba buscando. Después de escuchar su demo lo llamé y le dije que me encantaba y que quería publicarlo como álbum. Will estaba emocionado y pasamos un par de semanas hablando del tema.

Cuando me dijo su edad me quedé atónito, creo que tenía 20 años. Lo fichamos y fui a ver a mi socio, Paul, y le dije: “Este tipo es especial y tenemos que encontrar una manera de permitirle dejar su trabajo y dedicarse a la música a tiempo completo”.  Fuimos a ver a nuestra distribuidora y pudimos garantizar a Will suficiente dinero cada mes para vivir si no ganaba lo suficiente como DJ. Como A&R, sabes cuándo encuentras a alguien con esa cosa especial. Will lo tenía, Bonobo lo tenía… a lo mejor no es buena suerte, no sé cómo se puede describir.

Tienes buen olfato para los artistas y Tru Thoughts tiene la fama de tener artistas de mucha calidad. ¿Qué crees que tiene Tru Thoughts de especial para los artistas?

La idea es que la discográfica sea una plataforma para los artistas que les permita vivir de su música. Soy un verdadero melómano, y  leo todo sobre la gente que hay detrás de los sellos y las historias de las discográficas de jazz, funk o hip hop.

Una historia que me marcó fue la del álbum What’s Going On? con Motown. La discográfica no quería publicar el disco porque pensaba que era demasiado político, y es un álbum fantástico. Personalmente siempre me gustó apoyar a los artistas en su visión de lo que quieren hacer y eso es  lo que buscamos.

Will es un buen ejemplo. Cuando lo fichamos estaba haciendo la música con beats, luego se puso con el funk y nada de lo que ha hecho desde entonces ha salido del punto de vista A&R, todo viene de él. Nostalgia 77 es otro ejemplo. En esa época hacía álbumes de funk y me dijo que quería hacer un álbum de jazz. En aquel momento el jazz estaba mal visto. Fue después del acid jazz cuando se consideraba un poco cursi. Nadie se estaba identificando con la etiqueta “jazz” pero le dije a Ben: “hazlo, no sé lo que venderemos pero hazlo de todas formas”.

Me dijo que el disco se titulaba  Songs From My Funeral, era muy negro y taciturno. Así que así es como funcionamos, y espero que los artistas sientan que los apoyamos en su propia visión musical.

Shapes_10_02_album_Future_Beats

Hablando de apoyar a los artistas, aquí siempre hablamos de un tema que nos interesa mucho que es la calidad del sonido y la tendencia de los artistas a reencontrarse con un sonido más analógico. ¿Cuál es tu posición con respeto a eso¿ ¿Estás dispuesto a apoyar a tus artistas incluso cuando la manera de grabar suele ser mucho más cara?

Afortunadamente tenemos la posibilidad de poner más presupuesto a disposición de los artistas. Así que si nos dicen que quieren ir a tal estudio a grabar con cuerdas podemos apoyarlos para que se haga.  Y realmente se nota una gran diferencia en la calidad del sonido. Creo que cuando empezamos el sello los ordenadores fueron muy importantes para abrirlo todo y permitir a muchas personas hacer música y ser creativas. La consecuencia negativa de  de eso es que ahora hay demasiada gente sin talento intentando hacer música. Pero prefiero que sea  así y que haya igualdad de oportunidades.

Cuando los artistas empiezan a tener un poco de éxito, invierten en mejores equipamientos para grabar. Creo que el sonido analógico, el sonido cálido, tiene algo especial y suena más real. Aunque termines grabándolo en un ordenador. Creo que toda la buena música tiene este elemento humano, hasta el techno donde todo se hace con el teclado y un ratón. Pero con alguien como Carl Craig o Moodyman aún sientes el alma de la música. Las máquinas no tienen por qué ser frías. Aunque personalmente adoro el sonido polvoriento.

¿Hoy día los jóvenes escuchan todo tan comprimido…no sería nuestro deber educar su oído para poder distinguir y apreciar las diferencias de sonido?

Uno de nuestros artistas estaba pinchando el otro día en Brighton, y el DJ telonero era brillante, su selección de música era fantástica. Pero era tan obvio que tenía MP3s de mala calidad descargados que fui a verlo para decirle, sin ser condescendiente, que si compraba por lo menos MP3 de 320 kbps, sonaría mil veces mejor.

El DJ siguiente estaba pinchando con vinilo y gracias a la calidad de sonido logró animar el público mucho mejor. Creo  que la nueva generación empieza a darse cuenta que la calidad del sonido afecta a la manera en que disfrutas la música.

Brighton_nighlife_Future_Beats

Se alude muchísimo de Brighton cuando se habla de la música en Inglaterra. ¿Qué está pasando allí?

Brighton es relativamente pequeño y siempre ha tenido mucha fama para sus fiestas. También hay muchos institutos y universidades. Hay muchos jóvenes aquí  y gente que vienen para salir de noche. Creo que todo eso en un lugar pequeño crea una onda muy creativa. Hay un colegio de arte en el centro y los unos se inspiran en los otros. Tengo una residencia en un club que se llama el Green Store Door, un club muy ecléctico, y todas las fiestas son de jóvenes, con géneros muy variados y especializados, desde punk y heavy metal al funk. Creo que para una ciudad pequeña tener tanta oferta le da alimento creativo a la gente e influye.

Volvemos a Tru Thoughts, con su roster maravillosamente ecléctico. ¿Cómo se preserva la identidad del sello con tanta variedad?

Intentamos mantener esta variedad en los estilos a través del planning de publicaciones. Mis gustos musicales son muy amplios y quiero que el sello refleja eso. Aunque no todo lo que publicamos le gustará a todos buscamos que sea de una óptima calidad en cada género. También está el trabajo de fichar artistas que, aunque no estén totalmente maduros, pensamos que si  publicamos su música y trabajan llegarán a un nivel alto. Quantic, Nostalgia 77 son ejemplos de artistas que empezaron haciendo cosas con sus ordenadores personales y ahora están grabando en estudios profesionales repletos de músicos. Es lo que queremos conseguir.

Vivimos todos un momento de fuerte crisis. ¿Qué estrategia tiene Tru Thoughts para sobrevivir?

Las ventas del sello siguen subiendo cada año así que no tenemos realmente problemas. Intentamos tener mucho cuidado con nuestros gastos. Desde un punto de vista comercial hacemos la mayor parte del trabajo de promoción desde casa, no gastamos mucho dinero en publicidad o campañas de promoción, dejamos que la música hable por sí misma. Tenemos que ofrecer una buena relación calidad-precio cuando vendemos y, por ejemplo, nuestro recopilatorio Shapes se vende a 5 pounds y es un doble álbum con 28 temas.

Animamos mucho a la gente a comprar la música para apoyar a los artistas. Presento un programa de radio y cada semana les digo a los oyentes que si les gusta la música compren por lo menos un tema de uno de los artistas. Y si tienen algo de dinero, que compren el CD o el cuádruple vinilo!

Y la gente responde y compra. Hay quien dice que no compra la música pero apoya a sus artistas  yendo a los conciertos. Pero tengo que decir que, por lo general, los artistas no ganan mucho dinero con sus bolos, algunos sí pero la mayoría no.

Recientemente Quantic estaba de gira con Alice Russell. La banda vino de Colombia, habían visados y billetes de avión, esta gira acaba sin ganancias, hasta se ha perdido un poco.

No se puede justificar la descarga ilegal de música. Cada gesto de apoyo al artista suma. Saber que hay 10 personas que han descargado tu música de forma legal es mejor que nada. Y eso anima al artista a seguir haciendo su música, y es lo que buscamos hacer.

Eso respecto al consumidor. Pero también existe la parte del respaldo político e institucional para la cultura. Viviendo en España es un tema complicado con la subida del IVA al 21%. ¿Cuál es la situación actual en Gran Bretaña para la cultura?

Si vamos a hablar de la política, sobre todo con un gobierno conservador, veremos muchos recortes en la cultura. Quizá más graves es el asunto de los recortes en la sanidad pública que son aún más graves.

Pero es algo que he hablado con artistas y otros sellos. Los días en que podías pensar que ibas a hacer un temita y ganar un poco de dinero se han acabado. Los que quieren trabajar en la música tienen que tener una verdadera pasión por lo que hacen. Sigo recibiendo muchas demos y la calidad es un poco más alta. Hoy en día si quieres ganarte la vida con la música tienes que estar muy entregado.

Claro que cuando se apoya a la cultura, cambia todo. Por ejemplo, Hidden Orchestra recibieron subvenciones para su primer álbum y pudieron grabar con secciones de cuerdas, porque están en Escocia. En Inglaterra si buscas una subvención para un disco que vas a comercializar no te la dan. Para nosotros es una frustración saber que algunos de nuestros artistas prometedores tienen el talento para hacer grandes cosas y que no tenemos los presupuestos necesarios. Hidden Orchestra nos enseñó que si le das los medios a alguien con talento, todos salen ganando. Vendieron 10,000 copias del álbum, con el logo del Arts Council en la carátula, que tiene así el reconocimiento por haber ayudado a crear un excelente álbum que vendió mucho.

Para terminar, ¿qué consejo le darías alguien quién tiene la idea de crear una discográfica?

¡Diría que no lo haga! No, en serio, creo que cuanta más gente se lance, mejor!

Creo que una de las cosas más importantes es trabajar duro. Tanto mi socio Paul como yo tenemos una fuerte ética laboral y no es casualidad que los artistas más exitosos del sello también la tengan. Tienes que estar dispuesto a trabajar duro y tener un plan a largo plazo. Saber a dónde quieres llegar y que te hacen falta 2 o 3 años antes de lograr algo. Sé apasionado conlo que haces ten fe en la música.  Si tienes fe en lo que publicas el público lo siente.

Y no dudes en preguntar a los que ya tenemos discográficas para obtener consejos. Si alguien me escribe diciendo que acaba de montar un sello siempre le pasaré mi número de móvil y mi skype para pasarle unos trucos. Cuando monté Tru Thoughts siempre recordaré a la gente que se tomó tiempo para ayudarme.

Marushka Vidovic

Leave a Reply